Rellenos de Ácido Hialurónico

Son productos sanitarios que se aplican mediante inyección con la finalidad de corregir arrugas, pliegues y otros defectos de la piel y están indicados para aquellas personas que quieran realzar, contornear o aportar volumen a labios, mentón o pómulos, consiguiendo armonizar y embellecer el rostro de forma natural.

Los implantes de relleno se clasifican en dos categorías definidas por su permanencia en el tejido:

  • No reabsorbibles o permanentes: Tras su inyección se integran en el tejido y el organismo no tiene la capacidad para reabsorberlos.
  • Reabsorbibles: Desaparecen tras su degradación o reabsorción. Son biocompatibles, tienen menos efectos secundarios a largo plazo y se adaptan mejor a los cambios faciales cronológicos. Por estas características, en la actualidad son los materiales de relleno de elección.

En la práctica trabajamos con diferentes productos entre los que podemos destacar el ácido hialurónico reticulado y la hidroxiapatita cálcica.

Con ellos, se revierte el envejecimiento facial de forma progresiva sin recurrir a procedimientos agresivos o intervenciones quirúrgicas.

Son tratamientos poco molestos y de corta duración.

Según la zona a tratar puede ser conveniente aplicar anestesia local para evitar cualquier tipo de molestia.