Lifting Facial sin cirugía con hilos PDO

HILOS TENSORES FACIALES (PDO)

Los hilos tensores constituyen una técnica alternativa para prevenir, reparar y mejorar la flacidez tanto a nivel facial como corporal.

Los hilos tensores son unas microhebras especiales  de Polidioxanona (PDO), un material reabsorbible y totalmente compatible con la piel. En el tratamiento se utilizan de veinte a treinta unidades de estas microhebras de sutura, transportados por unas agujas especiales de diferentes tamaños.

Una vez introducidos en el tejido subcutáneo, y colocados formando un entramado que sea capaz de sujetar el tejido de la piel, inducen en un plazo de unos quince días la propia producción de fibroblastos y colágeno por parte del paciente, consiguiendo que la piel genere sus propios “tensores” naturales.

El hilo implantado se reabsorbe en unos seis meses y su efecto perdura entre unos doce a dieciocho meses dependiendo del tipo de piel, la edad, el grado de flacidez y la respuesta individual de cada paciente.

El procedimiento es muy seguro y sencillo y consigue aumentar y mejorar la elasticidad y la calidad de la piel, restaurando los contornos naturales sin añadir volumen y armonizando la fisonomía del paciente. Es ideal para aquellas personas que tengan una flacidez no muy avanzada y no quieren cirugía tradicional, ya que es un tratamiento ambulatorio que no requiere hospitalización y es mínimamente invasivo con anestesia local. Sin suturas, ni riesgos para el paciente.